Partido copero y adios de Simao

Ayer pudimos ver un clásico partido copero en el Calderón algo deslucido por la cantidad de agua caída durante todo el día en Madrid y la que siguió cayendo durante el partido. Los dos equipos intentaron jugar al fútbol. El árbitro, como nos estamos acostumbrando últimamente, no estuvo a la altura, lo que demuestra que tenemos un sistema arbitral muy pobre y que deja mucho que desear: son muy malos.

No entiendo como Reyes merece la roja directa mientras que las patadas y el balonazo una vez en el suelo, que es lo que hace que Reyes se revuelva, sólo merecen una amarilla. O roja para los dos o amarilla para los dos. Y tampoco entiendo que Chica no se llevará otra roja directa cuando se revolvió contra Assunçao después de una falta de este. Sigo diciendo que o todos o ninguno. También hay que reconocer que la mano de Amat es fuera del área, por lo que el penalty no debería haber sido, pero este fallo se lo achacaremos al línea que es el que debió verlo desde su posición. En todo caso hubo tarjetas que no debieron verse y otras que se comió. Y todo por el afán que tienen de ser protagonistas de los partidos últimamente.

Simao se despidió con un gol de penalty de la afición que le tributó una gran ovación. Esta afición que tan pronto te hunden como te ensalzan. Tan pronto lees en los diferentes foros de internet que si son mercenarios, que mejor que se vayan, que aquí se lo llevan crudo, etc. Pero ahora, cuando se van se les ovaciona. No está mal en este caso el agradecer a Simao lo que ha hecho en este equipo. En los últimos años a sido uno de los mejores jugadores que hemos tenido, con sus altibajos, sobre todo en la última temporada, pero si se puede decir de algún jugador que lo haya intentado siempre ese es Simao.

Lo que no se entiende es el que el club lo traspase a media temporada, sin nadie para su puesto. Esto se hace el verano pasado y buscando un jugador de garantías para esa posición. Ahora Quique va a tener que hacer encaje de bolillos para cuadrar el sistema de juego. Nos quedamos con un solo extremo puro, Reyes, que en cuanto se lesione o le ocurra como en el próximo partido, que no podrá jugar por su tarjeta roja, a ver a quien pone o que sistema se inventa.

Por lo demás, esta vez nos llevamos el partido, aunque cualquiera de los dos lo podría haber hecho. Ambos tuvieron oportunidades, aunque el Atleti esta vez tuvo algunas más y más ambición, teniendo en cuenta que una gran parte del partido estuvo en inferioridad numérica. En el partido liguero no nos sonrió la suerte que buscamos y nos merecimos, pero ayer sí conseguimos llevarnos el gato al agua.

Es poca renta para Cornellá y allí se decidirá todo, pero si sigue jugando así no tengo duda de que pasaremos. Y más con un tremendo portero que a vuelto por donde debiera y ayer tuvo una excelente actuación.

También te puede interesar ...

Cuando oyes al entrenador de tu equipo decir  «pero si no es posible vamos a intentar no perder«, se te cae el alma …

Empezamos la liga otra vez

Hoy es el día del estreno en liga de Quique Sánchez Flores y hoy es el día en que podrémos ver a …

Un pasito para atrás

Bueno, pasito o zancada, porque anímicamente nos va dejando a todos cada vez más bajos de moral. La afición cada vez está …

Costó en Granada

Partido duro el de Granada. El equipo rojiblanco granadino ofreció resistencia. No lo hizo mal.El Atleti jugó con lo que le quedaba. En el banquillo solo 6 jugadores, teniendo en cuenta que uno era el portero suplente, solo quedaban los cinco cambios máximos que se permiten ahora. Entre la sanción de Trippier, la lesión de Giménez y los confinados por Covid, nos presentamos con el equipo justo.

Deja un comentario